1 de junio de 2011

Bellezas de Zermatt

Cerca de la frontera con Italia, y a cuatro horas de tren de Ginebra, se encuentra Zermatt; una pequeña aldea de los Alpes Suizos, a los pies del lago Lemán, con casitas de madera, abundancia de hoteles, restaurantes, y todo lo que el turista puede necesitar en esas latitudes.

Es un sitio para hacer esquí, pero muchos viajeros acuden a él para admirar la magnificencia de los Alpes, y en particular del Matterhorn, una mítica montaña de 4.478 metros de altura, que constituye un reto para los alpinistas de todo el mundo.

Para contemplar mejor ese maravilloso paisaje, dispones de un tren que te llevará a las nubes, o casi, a 3.089 metros, donde mirarás cara a cara las cimas de las montañas que te rodean.

También cuentas con una telecabina, que te conducirá al Matterhorn Glaciar Paradise, situado a 3.820 metros; un record de altura, en el que probablemente sufras algún mareo, que olvidarás rápidamente ante la vista de los Alpes franceses, suizos e italianos, y el glaciar con sus esculturas de hielo.

También puedes recorrer los numerosos senderos que rodean el poblado, que de cuando en cuando presenta bancos de madera orientados hacia las montañas, y comer una deliciosa Fondue, especialidad del restaurante Furri.

Comentarios