21 de marzo de 2014

El centro comercial Maremagnum, un plan perfecto en Barcelona

maremagnum_vLos centros comerciales están en proceso de convertirse en el destino perfecto para pasar el tiempo libre de los fines de semana, destino que además es apto para personas de toda condición y edad. Son muchas las familias que independientemente de su nivel adquisitivo deciden acudir a estos grandes centros en los que se ofrece prácticamente de todo: establecimientos de hostelería, tiendas de ropa, de muebles, de dulces, peluquerías, cines. Todas las grandes ciudades cuentan ya con más de uno, existen grandes centros comerciales en Madrid, shopping centre en Barcelona y por supuesto en cada una de las capitales españolas.

Algunos de los que más acuden a los centros comerciales son los jóvenes. Ellos encuentran el lugar adecuado para reunirse, y sus padres permanecen tranquilos porque los riesgos que pueden encontrar en un centro comercial son escasos, cuentan con vigilancia y suelen disponer de locales de entretenimiento donde pasar un rato agradable. No obstante y dado su generalmente escaso presupuesto, son los que menos visitan las tiendas en sí. Puede que en alguna ocasión disfruten acudiendo a realizar sus primeras compras con esos ahorros obtenidos de la paga semanal, pero lo habitual es que aprovechen, por ejemplo, para ir al cine, ya que la mayoría de centros comerciales cuentan con varias salas de proyección.

Por otro lado se encuentran los jóvenes-adultos, con más o menos ingresos, que comienzan ya a interesarse más por la moda y los complementos. Los centros comerciales lo ponen fácil ya que permanecen abiertos los días no laborables, festivos, y con un horario más amplio. De no ser así a muchos no les sería posible, por ejemplo, acudir a una tienda Pull & Bear en Barcelona un domingo y aprovechar para comer con los amigos o ver una película en pareja. De ahí el beneficio de este tipo de establecimientos en un rango de edad en el que por lo general los trabajos dejan poco tiempo libre durante la semana.

Finalmente y entre los que más pueblan los centros comerciales especialmente en fines de semana lluviosos o extremadamente calurosos: los padres con niños pequeños. Los pequeños de la casa no entienden de fenómenos atmosféricos, y diga lo que diga la predicción meteorológica necesitan salir de casa de vez en cuando, por lo que acudir a un centro comercial es una solución perfecta donde sus padres puedan aprovechar a realizar sus compras mientras ellos disfrutan de los estímulos e incluso de las actividades y zonas especiales para ellos que suelen encontrarse en estos lugares.

Comentarios