23 de mayo de 2011

El Valle del Loira

El río Loira con sus doscientos ochenta quilómetros de recorrido, da vida a ciudades históricas como Amboise, Blois, Chinon, Nantes, Orléans y Saumur, y contiene el mayor patrimonio arquitectónico de Francia en los famosos castillos de su ribera.

En una naturaleza que se conserva intacta, se yerguen fortalezas medievales, majestuosas catedrales e incontables monumentos históricos, que nos hacen partícipes de la historia de Francia.

El Castillo Real de Amboise, fue una fortaleza medieval, hasta que Carlos VII la transformó en residencia real. Tanto él como Francisco I recibían a sabios y artistas, uno de los cuales fue Leonardo da Vinci, quien llegó a Francia tras la muerte de su mecenas Julián Medici. Tenía 64 años, y falleció tres años después, siendo enterrado en la iglesia del castillo.

El Castillo de los Duque de Bretaña, está emplazado en el centro de ciudad de Nantes, fue construido por Francisco II como fortaleza, para la defensa de la región, que finalmente fue integrada a Francia en 1532. Su hija Ana, dos veces reina de su país por sucesivos matrimonios, se encargó del embellecimiento, siguiendo la corriente del Renacimiento italiano.

El Castillo de Cheverny, decorado por Jean Monier, con el apoyo de María de Medicis, es uno de los más refinados y mejor amueblados, con tapices de Flandes del siglo XVII, y famosos cuadros. Posee un grandioso parque, al que se puede acceder por tierra y por barca.

Comentarios