27 de abril de 2011

Empire State Building

Este edificio, con sus 381 metros de altura, es el rascacielos más famoso de Nueva York. Su construcción se inició unas semanas antes del hundimiento de la Bolsa en 1929, y cuando se inauguró, en 1931, resultaba tan difícil de alquilar que se le llamó “The Empty (vacío) State Building”. Sólo la rápida popularidad que adquirieron sus miradores, lograron salvarlo de la quiebra.

El inmueble fue proyectado para que pudiera construirse de forma fácil y rápida, se prefabricaron todas las partes posibles, y luego se encajaron una a una. Cerca de doscientos pilares de hormigón y acero sostienen las 365.000 toneladas del edificio. Para revestirlo se usaron diez millones de ladrillos.

Once minutos es lo que tardan en subir los deportistas los 1.860 escalones que hay desde el vestíbulo hasta el piso 102, durante la carrera anual del Empire State.

Aunque si quieres subirlos rápidamente y tu estómago aguanta, tienes ascensores de alta velocidad, que ascienden 366 metros por minuto.

Este portento de la arquitectura ha recibido ya, más de 90 millones de visitantes.

Comentarios