19 de octubre de 2018

Estas son las mejores playas de Cataluña

Las playas de Cataluña están entre las más reconocidas (y deseadas) tanto por el turista nacional como incluso, por el internacional. Calas de ensueño con ese marcado carácter mediterráneo, perfectas para ponernos los dientes largos en los anuncios de Estrella Damm y también, para presumir de postureo en Instagram. Desde Las Casas de Alcanar hasta Portbou, recorriendo los más de 826 kilómetros de costa presentes en Tarragona, Barcelona y Girona se pueden encontrar auténticos tesoros recubiertos de ese oro al que llamamos arena, pero solo unos pocos merecen el calificativo de maravilla natural, ¿quieres saber cuáles son?

¿Dónde encontrar las mejores playas vírgenes en Cataluña?

Por extraño que pueda parecer, la provincia de Barcelona (a pesar de contar con destinos costeros tan aclamados como Sitges, Castelldefels o la propia ciudad condal) no es la que más playas verdaderamente naturales posee. De hecho, para encontrar las mejores playas en la provincia de Barcelona hay que irse a Viladecans, donde los arenales de Cal Francés y del Remolar continúan siendo un año más (y ya van seis) las únicas playas de la zona que merecen el galardón de “Playas Vírgenes”, que entrega el colectivo Ecologistas en Acción y que reconoce la buena labor de preservación que realiza el Ayuntamiento de este municipio del Baix Llobregat.

Para encontrar otras playas vírgenes de la misma calidad que estas dos ubicadas en Viladecans, hay que abandonar la provincia litoral-central de Cataluña y marchar hacia el sur, hacia Tarragona, donde podemos toparnos con verdaderas maravillas hechas de agua, sal y arena. Claro ejemplo de ello son la Cala Fonda, situada en el corazón del bosque de la Marquesa. Con 200 metros de largo y 25 de ancho, compone un escenario tan paradisíaco como mediterráneo que enamora.

Otra de las playas más destacadas de la provincia más meridional de Cataluña son la Punta del Fangar, que la puedes encontrar al norte del delta del Ebro (concretamente en el municipio de Deltebre) y cuyas dunas son el ingrediente estrella de un espacio único, y la Platja de l’Illot, todo un símbolo de la Costa Daurada y también de la localidad en la que se encuentra: L’Ametlla de Mar, donde podréis encontrar otras playas naturales llenas de ese encanto mediterráneo tan característico.

Ponemos rumbo a la Costa Brava para disfrutar de las mejores playas vírgenes de Girona. Entre todas ellas, cabe hacer mención especial a la Cala Estreta, considerada como la mejor playa salvaje de su zona gracias entre otras cosas al azul turquesa y transparencia de sus aguas, y también, a su escasa masificación, ya que hace falta darse un ligero paseo para llegar a ella. La Cala Culip, la Cala Sa Sabolla o la Illa Roja son otros de los arenales naturales de obligada visita que hay en la parte más septentrional del litoral catalán. No tengas prisa por descubrirlo, hacen falta varios veranos para hacerlo como estos increíbles entornos se merecen.

Aquí te lo contamos.

Comentarios