5 de mayo de 2011

Gastronomía en Roma

Roma no es especialmente conocida por sus restaurantes de lujo, sino por establecimientos de ambiente especial, que prestan atención a la atmósfera conseguida y a la cocina regional. Muchos lugares se especializan en determinados platos, y otros ofrecen un emplazamiento privilegiado o una clientela exclusiva.

La cocina tradicional romana, se ha basado siempre en los productos frescos de temporada, tales como verduras, frutas, quesos y carne, procedentes de la campiña cercana, más el pescado del Mediterráneo.

Al igual que en el resto de Italia, la pasta es un componente esencial del menú,; una de las comidas más populares son los “spaghetti alla carbonara”, creados en Roma. Muchos platos de carne, genuinamente romanos, se basan en la utilización de vísceras que, bien sazonadas, con aceite de oliva, hierbas, panceta y manteca de cerdo, se convierten en una auténtica delicia culinaria.

Los quesos italianos son muy apreciados, el más conocido es el Parmesano, pero el queso típico de Roma es el pecorino, hecho de leche de oveja. Las mundialmente famosas pizzas, utilizan la mozzarella de leche de búfalo, como ingrediente principal.

De postre, podemos optar por el helado, el tiramisú, delicioso plato con queso mascarpone, café y chocolate, o la “crostata di ricotta”, rellena con requesón, marsala y limón. Todos muy ricos, pero no aptos para regímenes.

Comentarios