5 de mayo de 2011

Museos del Vaticano

Los edificios que albergan una de las colecciones de arte más importantes del mundo, eran en su origen palacios construidos para Papas renacentistas, como Sixto IV, Inocencio VIII y Julio II. Los amplios patios y galerías que unen el palacio Belvedere de Inocencio VIII con los otros edificios se deben a Donato Bramante, y fueron encargados por Julio II en 1503. Casi todas las adiciones posteriores datan del siglo XVIII, cuando por primera vez se expusieron al público las obras de arte acumuladas a lo largo de los siglos. Este complejo de museos también incluye la Capilla Sixtina y las estancias de Rafael.

Cuatro siglos de mecenazgo papal han dado como resultado una de las grandes colecciones del mundo de arte clásico y renacentista. El Vaticano aloja muchos importantes hallazgos arqueológicos de Italia central, entre ellos el grupo Laocoonte, descubierto en 1506 en el Esquilino, la escultura Apolo y Torso de Belvedere, y el bronce etrusco conocido como Marte de Todi.

Durante el Renacimiento se decoraron zonas de los museos con hermosos frescos encargados para la Capilla Sixtina, las estancias de Rafael y los apartamentos Borgia.

Los visitantes deben seguir un recorrido en un solo sentido. Puede  concentrarse en una única colección o bien escoger uno de los itinerarios sugeridos, señalado con distintos colores.

Comentarios