1 de agosto de 2011

Nerja

Es conocida ante todo por sus cuevas, pero el pueblo aún conserva un casco antiguo de finales del siglo XV que no se ha visto muy afectado por la llegada de turistas y cuya belleza se ve acentuada por el paisaje circundante y su vegetación tropical.

Las cuevas de esta ciudad son una visita obligatoria tanto por su belleza natural como por la huella dejada por el hombre prehistórico que vivió en ella. Lo más espectacular de la cueva es la sala del Cataclismo con una columna natural de 49 metros de altura y 18 metro de diámetro. La sala de la cascada se utiliza para celebrar los festivales de verano, ya que tiene capacidad para 600 butacas.

El Balcón de Europa es un mirador situado en la parte baja de Nerja, desde donde se obtiene una bonita panorámica de la costa.

Merece una excursión la ciudad de Frigiliana donde la presencia árabe no consiguió borrar la huella dejada por los anteriores pobladores fenicios y romanos ni la del hombre prehistórico.

El paseo por sus bellas calles, que se extienden sobre la ladera de la colina, hará sentirse al visitante como en cualquier ciudad andaluza de Marruecos.

Otro sitio interesante es Moclinejo que en 1482 fue escenario de un enfrentamiento entre árabes y cristianos, que llevaron las de perder, hasta el punto que el paraje se conoce como Hoya de los Muertos y Cuesta de la Matanza.


Comentarios