3 de agosto de 2011

Parque Nacional de Yellowstone

Pocos sitios en el mundo ofrecen tantas posibilidades para la aventura y la práctica de distintos deportes como el Parque Nacional de Yellowstone. Constituyen una multiaventura para todos los amantes de la naturaleza, siendo un destino muy atrayente para viajes de novios y despedidas de soltera y soltero.

Tanto Yellowstone como Grand Teton, son un paraíso para los aficionados a los deportes de montaña. Escalada, senderismo, quads, canoa y, en invierno esquí de travesía son algunas de las actividades que permiten conocer a fondo los diversos hábitats de ambos parques, con 1.930 Km y 320 Km de senderos respectivamente.

Con puertos que superan los 3.000 metros y unas pocas poblaciones con todo tipo de servicios, este Parque Nacional no es muy distinto del lugar salvaje que, a mediados del siglo XVIII descubrieron los tramperos francocanadienses que le dieron nombre.

En el cañón de Yellowstone el gran río cruza de sur a norte la reserva. A mitad de recorrido, se encaja en un profundo barranco y vierte sus aguas en dos cascadas casi consecutivas, ideal para los amantes del barranquismo.

En verano, un mosaico compuesto por los fucsias y amarillos chillones de flores típicas de alta montaña delatan los dos mil metros de altitud sobre los que se asienta el parque. Paralelo a la carretera, el río Lewis es un buen lugar para, al amanecer y al atardecer, sorprender alces saboreando brotes tiernos de sauces y álamos.

La esencia del parque yace bajo su superficie, donde se encuentra el volcán más grande de la Tierra. En el pueblo de Grand Village, se intuye la dimensión del corazón volcánico del parque al contemplar el lago Yellowstone, que inundó la colosal caldera hace 640.000 años.

Con sus cien quilómetros los géiseres ocupan la mayor concentración de fenómenos geotermales del planeta. El telón final a este viaje lo pone el valle de Lamar, otro magnífico lugar para avistar osos y también lobos y bisontes, reintroducidos hace pocos años. Aquí, donde las Montañas Rocosas surgen de las praderas como en una aparición, la sensación de inmensidad alcanza su máximo nivel.

Comentarios