21 de noviembre de 2017

Razones para descubrir Caldea este invierno

¡Por fin llegó la nieve! El frío se ha hecho de rogar pero ya ha llegado a Los Pirineos y con ello la nieve comienza a teñir el paisaje de Andorra de blanco. El Principado ya ha iniciado una temporada de invierno en la que disfrutar de todos sus servicios volverá a hacer que miles de personas lo visiten en los próximos meses.

Uno de esas opciones que solo se pueden encontrar en Andorra es Caldea, el balneario termolúdico más grande de Europa y un auténtico paraíso de relajación y entretenimiento. ¿Todavía no lo has probado? Mira lo que te estás perdiendo.

Relax en estado puro

Olvida todos tus problemas, el estrés del trabajo y cualquier preocupación en sus diferentes áreas de piscinas y jacuzzis relajantes, hidromasaje, tratamientos de belleza, gimnasio y mucho más que ofrece Caldea en Andorra.

Tanto si vas en pareja, con niños o con amigos, este centro de aguas termales será tu gran descubrimiento del invierno y pasará a ser destino habitual siempre que te acerques por Los Pirineos.

Ambiente único con vistas a la nieve

Disfrutar del agua termal mientras contemplas el fondo blanco de las montañas frente a ti es toda una experiencia que no te puedes perder. El edificio de cristal permite tener unas vistas privilegiadas durante toda tu estancia en el complejo. Además, podrás bañarte al aire libre sin pasar nada de frío e incluso mientras está nevando.

Beneficios para cuerpo y mente

Las propiedades del agua y de los tratamientos de Caldea están pensados para fomentar el bienestar de la persona, aportando beneficios notables en la circulación de la sangre, recuperación de lesiones, relajación de la mente y en el estado general del cuerpo, siendo una opción fantástica para recargar pilas y volver a casa y al trabajo con energías renovadas.

Compleméntalo con tu día de esquí

Andorra es el destino de referencia para miles de personas cada año por la práctica del esquí y del snowboard. Su impresionante dominio esquiable, la calidad de la nieve y los servicios en pista son algunos de los factores que hacen de esquiar en los Pirineos un acierto seguro.

Si además después de un largo día de nieve puedes venir a relajar los músculos y a recuperar para el día siguiente en el Balneario de Caldea, el día se convierte en totalmente perfecto. Quitarte las botas después de esquiar y ponerte el bañador para entrar en las aguas termales súper relajantes de este complejo único en el mundo hará que simplemente no te quieras ir nunca de allí.

Ofertas para venir a Caldea

Vivir esta experiencia de entretenimiento y confort es más fácil que nunca con las muchas ofertas que combinan hotel en Andorra + entradas a Caldea. Siguiendo este enlace puedes encontrar una gran selección de hoteles para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades y con ello elegir tu tipo de entrada para visitar este increíble balneario.

¡Disfruta de un invierno muy especial en Andorra!

Comentarios