24 de febrero de 2014

Regala vacaciones

A la hora de hacer un regalo a esa persona especial a la que tanto queremos, nos gustaría realmente sorprenderla, tenemos que escoger y hacerlo bien, pues deseamos que sea un regalo que la emocione y no olvide nunca. No tiene precio acertar y ver en su cara la ilusión.

En muchas ocasiones, intentar que esto sea así, se convierte en un auténtico quebradero de cabeza. Nos preguntamos, qué será lo que verdaderamente le puede gustar más que ningún otro regalo a esa persona que para nosotros es tan especial. Lo miramos todo, pero nada nos convence y todo parece demasiado convencional y aburrido.

terraza-vacacionesMi experiencia en este sentido me hace aconsejarte que si quieres sorprender de verdad y que tu regalo sea impactante, no lo dudes, regala vacaciones, jamás lo olvidará. También es una buena ocasión para aprovechar y despejarte, pasando unos días junto a esa persona a la que, aun queriendo mucho, no dedicas el tiempo que merece.

¿Te gusta la idea de regalar vacaciones pero tienes un presupuesto ajustado? pues  hoy te hago una propuesta que creo te va a resultar muy atractiva.  Hay escapadas muy interesantes de tres días a precios asequibles que se encuentran en el portal http://www.costasur.com/

Por ejemplo, un viaje a Santiago de Compostela pasando cuatro noches, en el romántico hotel Gastronómico San Miguel, te saldría solo por 230 euros. El hotel es precioso se encuentra al lado de la Iglesia de San Miguel y a pocos metros de la Catedral de Santiago.

Con cuatro días allí, podréis hacer con tranquilidad una ruta en la que vais a poder descubrir la esencia del lugar. Pero si nunca habeis estado en esta histórica ciudad os aconsejo que os dirijáis a las oficinas de turismo donde además de planos e información puedes alquilar unas audioguías para después recorrer las plazas del casco histórico.

Como no podeis iros sin conocer la impresionante Catedral y además la teneis a tan solo 200 metros del hotel, os aconsejo que la visita la hagáis a las 12 de la mañana, así podréis ver el botafumeiro funcionando. Ah! y no se os ocurra iros de allí sin visitar las cubiertas que tiene esta fantástica Catedral.

Después, dar una vuelta por los Jardines de la Alameda con su mirador, desde él puedes ver todo el casco histórico del que sobresale al fondo la Catedral. Visitar también los de San Domingos de Bonaval donde hay dos interesantes museos. El museo etnográfico, que se encuentra dentro de un antiguo convento, con una escalera de espiral triple barroca que es impresionante y el museo contemporáneo.

Y como en todo viaje, hay disfrutar de los platos típicos del lugar. Desayunar con la deliciosa tarta de Santiago es todo un placer para los sentidos y no digamos parar a tomar la carne “ao caldeiro” o el típico ‘pulpo á feira’ acompañado de un buen vino gallego, por la tarde merendar una empanada de la tierra y terminar con una romántica cena en el hotel. El resto lo dejo a tu imaginación…

Comentarios