14 de octubre de 2019

Vacaciones en Alemania: ¿qué ver?

Alemania es un país lleno de contrastes en el que se pueden visitar lugares tan hermosos y salvajes como los bosques de la Selva Negra y a la vez lugares que te encogen el corazón por su historia, como el Tour Dachau que permite conocer este campo de concentración. Sin olvidar las visitas a bares y restaurantes para conocer la gastronomía de este país y sus famosas cervezas o rutas que nos llevan a pueblos pintorescos que parecen suspendidos en el tiempo. Veamos dos ejemplos de estos contrastes que hacen tan atractivo a este país como destino de turismo.

La historia más negra

La historia del nazismo y de los campos de concentración es una de las partes más negras de la historia reciente de Europa. Aprender de la historia para no repetirla se ha convertido en un lema en este país y por eso se organizan tours en los que se visitan lugares emblemáticos del III Reich y campos de concentración como el de Dachau.

Este tipo de tours se hacen siempre con el máximo de respeto y como un homenaje a las víctimas que murieron entre sus muros. De hecho, los guías que los realizan tienen que haber cursado estudios previos y obtener un permiso específico para poder conducir a los grupos y enseñar las instalaciones.

Amantes de la historia, familiares de personas que estuvieron en estos campos y, en general, personas interesadas por el pasado reciente, acuden a estos tours para ver en persona este tipo de instalaciones.

Y también la más romántica

La visita a Alemania también puede tener su lado romántico y de ensueño con una ruta a través de los castillos del rey Luis II de Baviera. Este monarca fue una persona muy particular, conocida como el Rey Loco, debido a su afición por las leyendas, la lectura y las óperas de Wagner. Erigió nada menos que tres castillos que convirtió en sus refugios y a los que acudía para evadirse de la realidad. Seguramente, como monarca no dejó mucho que desear, pero su legado permanece y es digno de ver.

Sus obras son el Palacio de Linderhof, el Palacio de Herrenchiemsee y el Castillo de Hohenschwangau. Existen tours organizados con guías en español que llevan a los visitantes a conocer estas construcciones que se han convertido ya en parte del atractivo de Baviera y, consecuentemente, de toda Alemania.

Comentarios